Quiénes somos

Cochería y Previsora Famililar San José nace en el año 1976 con un único fin, el de brindar a las familias de paysandú la calidez humana necesaria en los momentos irreparables de dolor, ante la pérdida de un ser querido.

Don Roque Alcides Pagano junto a su esposa Doña Lila Pagani de Pagano y un grupo de amigos y familiares entre los cuales se encontraba
Don José Feijoo oriundo de España, artesano de la madera, Don Julio Pagani Trdugno y Don Luis María Giani trabajaron a lo largo de los años para contribuir desde un lugar de servicio, con aquellos que llegaban buscando una solución, con el respeto necesario para despedir a sus seres queridos.

Pasaron los años y Don Roque logro transmitir a su familia principios de trabajo, solidaridad, respeto y confianza que le caracterizaron a lo largo de toda su vida y Doña Lila junto a Susana Pagano y Jorge Sueldo asumían la responsabiliadad de continuar un legado de servicio ante su desaparición en el año 1981.

El crecimiento basado en el esfuerzo de todas y cada una de las partes que conforman Cochería y Previsora Familiar San José, el personal, el directorio y los socios que han depositado su confianza a lo lardo de todo este tiempo en esta empresa, nos han impulsado a seguir trabajando ante el dolor, colaborando en todo lo necesario a fin de evitar a los dolientes, cualquier tipo de preocupación que les impida transitar la perdida.

porque es conveniente contar con un servicio de prevision

¿Por qué es conveniente contar con un Servicio de Previsión?

A nadie le agrada pensar en la muerte, y menos planear para cuando llegue.

Conversar sobre los arreglos del funeral da la oportunidad de manisfestar a la familia los sentimientos, deseos

y preferencias personales, de manera que al momento de un fallecimiento, ellos tendrán la tranquilidad

de saber que están cumpliendo con la voluntad de su ser querido.


Es importante darse cuenta también que el rito de un funeral, además de ser un homenaje al fallecido,

es el momento cuando la familia y amigos se reúnen para compartir su dolor y apoyarse mutuamente.